//El Trans Chaco que no te puedo explicar!

El Trans Chaco que no te puedo explicar!

Diego Dominguez y Edgardo Galindo, los uúltimos ganadores del TCR.
Diego Dominguez y Edgardo Galindo, los uúltimos ganadores del TCR.

A estas alturas del año, a falta de semanas para un nuevo Trans Chaco Rally, el ambiente en el mundillo del rally y hasta en las calles de Asunción, está de una forma, que no te puedo explicar.  A estas altura del mes de agosto, comienzan a moverse los engranajes de cada uno de los estamentos que componen la organización y puesta en marcha de la prueba automovilística más importante del país y uno de los eventos deportivos más esperados del año.

De todas formas te voy a tratar de explicar: Aun no fue lanzada la prueba oficialmente y la organización ya ha emitido su primer anexo y en la misma se establece las limitaciones que tendrán las recorridas en esta nueva edición y que, desde luego, le darán otra variante al levantamiento de la hoja que siempre se complica por las dificultades del terreno y por las características de los caminos.De todas formas, desde la próxima semana ya habrán camionetas recorriendo los caminos del rally.

La actividad se intensifican en lo talleres.
La actividad se intensifican en lo talleres.

En los talleres solo de habla de “rally del Chaco” y las herrerías comienzan a cortar caños para competir, a ver, quién construye el rompe ramas más aparatoso y más feo. Claro que a pesar de que para el rally a veces ni siquiera se transita por una picada, las camionetas de los auxilios y hasta las de muchos aficionados que irán a ver el rally, también llevarán los caños retorcidos, como coronando a las máquinas, que de hecho también van ploteadas, como vestidas de fiesta.

Seguro va aparecer quien llevará su camioneta del año a lo de Recalde a ponerle los espectaculares paragolpes ARB, un molinete de moda y un “ploter negro kevlart” que solo causará envidia, porque no piensa llevarla al chaco “a golpearla” o a “ensuciarla”. Va venir el pila también, que se irá en auto y podrá meter de una, un BMW o un Mercedes en los talcales, sin saber que a la vuelta la factura lo demandará. Así mismo, aparecerá “el motoqueiro” que llevará a la chica de moda, con su mejor pelo rubio recién salido de lo de “Romy”, aunque es probable que a la vuelta su retorno sea solo, con el casco atado al asiento de atrás.

Los supermercados y las carnicerías también tienen su tajada en esto de los preparativos para el TCR, pues a partir de estos días, es cuando comienzan los asados a pulular por los talleres, ya que es ahora, que los pilotos o concurrentes asisten asiduamente a ellos, y haciendo honor a aquello de que “mucho ayuda, quien no molesta”, optan por ser útiles en el esquema y se juegan con la carne y a veces hasta ofician de parrilleros.

En los mismos talleres también aparecerán con más frecuencia quienes, al no tener nada qué hacer, van a los recintos de preparación de los autos de carrera y preguntan hasta el hartazgo sobre el auto, el copiloto, el motor, las cubiertas y hasta si ya consiguieron los patrocinios. Al final, más de uno será invitado a aparecer con menos frecuencia a fin de ahorrarse la garganteada que no hace otra cosa que entorpecer los trabajos, más allá de que también hay mecánicos “gargantas”.

En las calles, comienzan a aparecer las camionetas ploteadas. Desde las Hillux 2013 y las Amarok del mismo año, hasta las camionetas “chileré” golpeadas por el tiempo, que muchas veces, uno no se explica cómo siguen en pie, pero eso sí, están ploteadas en lo de Guido, y parecen listas para ir a la guerra, aunque al final, jamás traspongan el Puente Remanso.

En el TACPy están durmiendo dos o tres en sus pasillos esperando se abran las inscripciones de tal modo a ser “el primer inscripto” y ganar algunos minutos de fama en los medio, que al no tener nada todavía de que hablar se tomarán de estos personajes para cubrir espacios, mientras les dure la desinformación.

Y así, Russo comenzará a preocuparse para buscar con quien hacer la rampa este año porque los tres últimos pioneros parecen que espera que renuncien primero los otros dos para comunicar su retiro y siguen compitiendo, a pesar de que es un placer tenerlos aun en carrera.

Finalmente, en los medios también jugamos una carrera muy particular. El día pasa mucho más rápido que en los restantes meses del año y todos queremos contar primero quién confirmó su ida al Chaco, cómo está el auto de Juan y la organización de Luis. O simplemente cuantos días faltan para la carrera que tantas pasiones despierta.

En Motores & Cía trabajamos para que todos estemos informados, primero y mejor del TCR, trabajamos para que cada uno se sienta protagonista, aunque sea desde su receptor, su computadora o su celular, pero sobre todo, trabajamos porque definitivamente, desde hace más de cuarenta años, siempre soñamos con trabajar en un nuevo Trans Chaco Rally, en ese Trans Chaco Rally que no te puedo explicar…